9 de octubre de 2009


Personalmente, aspiro a algo mas para el Hospital. Estoy decidido a que, Dios mediante, los hospitales argentinos no sean solo casas de enfermedad, sino casas de Salud, de acuerdo con la nueva orientación de la medicina, la cual tiende a evitar que el sano se enferme, o a vigilar al sano para tomarlo al comienzo de cualquier padecimiento cuando este es fácilmente curable. En otros términos, trataremos primero de transformar Los hospitales, que actualmente son centro de cura, en “centros de medicina preventiva”, y luego, en una segunda etapa, cuando se organicen las obras complementarias de higiene, de asistencia y recuperación social, para que sean verdaderos centros de salud.

Dr. Ramón Carrillo, 1951

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada